Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si está de acuerdo pulse ACEPTAR o siga navegando. Puede cambiar la configuración u obtener más información haciendo click en Más información.
  • Share

San Bernardo

Historia:
El San Bernardo es el genuino y famoso perro de salvamento de Suiza. Desde mediados del siglo XVII, el Monasterio alpino Gran San Bernardo es el hogar de grandes perros de montaña que inicialmente protegían a los monjes y sus propiedades y más tarde se utilizaron para buscar y rescatar a viajeros perdidos.

Vida media
El San Bernardo puede vivir hasta 9 años.

Tamaño y peso medios
65 a 90 cm
50 a 91 kg

San Bernardo
name

Apariencia

Personalidad, características y temperamento
Esta raza es amigable, fiel, amante de la diversión (especialmente los perros jóvenes) y orientada a la gente. La personalidad individual de cada perro puede variar, desde equilibrada y tranquila hasta más movida y revoltosa. Es una raza deseosa de complacer y por ello sociabilizar y entrenar a tu cachorro desde pequeño será una experiencia que los dos disfrutaréis. Con su historia de protectores, muchos de San Bernardo actuales también vigilarán instintivamente a la familia y sus propiedades, y ladrarán a los extraños y esperarán tus instrucciones antes de permitir su entrada en casa, aunque nunca deben ser agresivos ni temerosos.

Compatibilidad con otros animales
Como con cualquier otro perro, las presentaciones con animales nuevos deben hacerse adecuadamente y bajo supervisión. Una vez que nace la amistad, la mayoría de los San Bernardo mantendrán ese vínculo toda la vida y considerarán a los otros animales como parte del hogar.

Quiérelo como él te quiere

Cuidados
Los San Bernardo crecen muy rápidamente durante su primer año de vida, a veces muy desgarbados. Los huesos y las articulaciones en crecimiento soportan grandes tensiones y hay que evitar que el cachorro gane peso demasiado rápido y engorde. La restricción de los paseos y el entrenamiento durante los primeros 10 o 12 meses protege al cachorro de pequeñas lesiones y sobreesfuerzos que podrían tener repercusiones durante su vida adulta.

Los San Bernardo, como otras razas gigantes, pueden tener predisposición a diferentes enfermedades que pueden reducir su esperanza de vida y su capacidad para disfrutar de ésta. Aunque algunas, como las de origen cardiaco, no se pueden detectar en los cachorros, sí se dispone de pruebas para otras, tales como la displasia de cadera o de codo, que pueden realizarse en los animales destinados a la reproducción.

Dueño ideal
Familias, parejas o personas que viven solas: casi todo el mundo puede ser el dueño ideal de un San Bernardo.